lunes, 18 de junio de 2018

Biblioteca Ignoria

En este sitio web podemos encontrar talleres, recursos sobre escritura, interesantes artículos y biografías y, además, una enriquecedora biblioteca con clásicos de todos los tiempos y disciplinas junto a autores más actuales.

Dejo el enlace a la biblioteca para que elijáis entre las publicaciones digitales que atesora.







¡Feliz lectura!

CUENTOS DE TERROR

Recién acabo de descubrir un enlace a diversos cuentos de terror, recomendados por el escritor mexicano, Alberto Chimal. Os los comparto, para que os animéis a leerlos en esas noches en las que estáis solas y aburridas...

AUTRUI, de Juan José Arreola

EL FUMADOR DE PIPA de Martín D. Armstrong

LA CASA VACÍA de Algernón Blackwood

EL TESTAMENTO DE MAGDALEN BLAIR de Aleister Crowley

EL GUARDAVÍA de Charles Dickens

EL CALOR DE AGOSTO de W.F. Harvey

EL HOMBRE DE ARENA de Hoffmann

SUPERVIVIENTE de Stephen King

EL PUEBLO BLANCO de Arthur Machen

EL HORLA de Fran Maupassa

EL TAPIZ AMARILLO de Charlotte Perkins Gilman

EL MANUSCRITO HALLADO EN UNA BOTELLA de Edgar Alan Poe

EL ALMOHADÓN DE PLUMAS de Horacio Quiroga

LA MANO DE GOETZ VON G. de Jean Ray

DONDE SU FUEGO NUNCA SE APAGA de May Sinclair

viernes, 15 de junio de 2018

TAL VEZ MAÑANA…


Desde ayer estoy encerrada en mi cuarto. Él era el único amigo que he tenido desde que nos mudamos a este barrio  esnob.
Lo veía desde mi ventana, sobre las nueve, con sombrero y gabardina, daba igual el día que hiciese,  y volvía media hora después con el periódico y una bolsa de plástico. Salía también alguna tarde, pero raramente lo vi regresar. Un día decidí espiarlo en su recorrido, siempre el mismo: el puesto de periódicos: recogía un diario atrasado y el supermercado: compraba una botella de leche y un paquete de comida para gatos. Luego volvía dando un pequeño rodeo.
Hasta que me pilló al doblar una esquina. -"Y bien, señorita, ¿puedo saber por qué me sigue usted desde hace algún tiempo?". El susto inicial se desvaneció al no advertir en sus ojos signo de malicia. Pronto hicimos amistad. Era un erudito: sus historias del pasado, su amor por el arte, la música, la cultura… pero lo que realmente nos encantaba era jugar a las pistas: Dejábamos indicios aquí y allá y debíamos descubrir su verdadero significado. Pero nada es perfecto. Mi madre advirtió la causa de mi repentino cambio de humor y me prohibió terminantemente volver a verlo o hablar con él.  Me limité a observar sus entradas y salidas y a saludarle mientras se llevaba cortésmente la mano al sombrero.
La policía ha venido. Mi madre insiste en que abra la puerta. Ayer lo encontraron muerto, la casa en un lamentable estado. Ante mí tengo un sobre cerrado  escrito con bella caligrafía: "Señorita Victoria". Quizás lo abra después… o mañana. Podría adivinar su contenido: una carta, entradas para la ópera, una insignia de caballero de la Legión de Honor, aunque… quizás contenga alguna llave, un recorte de periódico, un billete de autobús con destino insospechado, ¿quién sabe?… ¡Ah!, no tenía gato.

©M.J. Triguero 2018. Imagen de Internet


MI HÉROE



"Madre, he dicho que no". Colgué y conduje nerviosa, molesta, preguntándome a quién conocería hoy, a pesar de mi insistencia en que suspendiera esa invitación a Armando, Arturo, o como se llamase. Al entrar al pueblo, un imbécil se cruzó en la rotonda y no pude evitar la colisión. El golpe fue monumental, aunque afortunadamente no grave. Entonces apareció él con su aplomo y seguridad, el agente que me calmó, se preocupó por mi estado general y se encargó de restituir la normalidad.
Llegué a casa todavía confundida, la cabeza me iba a estallar. Mamá, asustada, me envolvió en una nube de besos y abrazos. Le conté someramente el accidente. "Vaya, qué pena, invité a cenar a…, pero si estás cansada podemos quedar otro día…"
"Mamá, te lo advertí: ¡Nada de citas!".
Demasiado tarde. Lo divisamos desde el jardín, un chico alto llevando un cursi ramo de flores descendía a buen paso por la ladera. Me temí lo peor: "¡Tierra trágame!" Corrí a ducharme recreándome a placer, perdiendo tiempo, haciendo aguardar al susodicho, implorando que, aburrido, se largarse.
Bajé lentamente al salón, escuchando una voz varonil que me resultaba seductoramente familiar, diría que hasta inspiraba confianza.
"Margot, mira quien ha venido, ¿Recuerdas a Alberto? Fuisteis juntos al instituto". Ya lo creo. Aquel chico pálido, larguirucho, reservado, tímido, ahora era un joven fuerte, seguro, varonil y de agradable presencia. Esta vez mi madre acertó.
"¡Vaya, creo que nos hemos visto hace poco! ¿Seguro que estás bien?", -"Seguro", reí contenta y aliviada al ver al atractivo y providencial agente que me amparó en la rotonda.


© María José Triguero Miranda 2018. Foto de Internet.


sábado, 2 de junio de 2018

Cita en Casablanca




La imagen puede contener: 2 personas, sombrero

Llevamos tanto tiempo distanciados que ambos habíamos perdido la cuenta de lo que hacía el otro. Convivíamos bajo el mismo techo pero sin tropezarnos. Cada uno en su mundo y en su habitación. No recuerdo ni en qué momento decidí apuntarme a una página de contactos. Me pesaban las noches sin dormir y los días dormitando. Por el chat comencé a hablar con un chico bastante simpático. No quisimos intercambiar fotos, porque los dos pensábamos que las imágenes casi nunca hacen justicia a la realidad. Nos fuimos conociendo “por dentro”, despacito, como quien no quiere la cosa durante un año y, al final, decidimos abrir la puerta al mundo real y vernos cara a cara.
Quedamos en un bar poco céntrico. Uno de esos refugios para adolescentes enamorados. Pese a que los dos rondábamos la cuarentena, seguíamos conservando el romanticismo. Él llevaría un sombrero a lo Bogart y yo un traje a lo Ingrid con blusa blanca.
En cuánto entré lo divisé sentado al fondo del local. Con el sombrero inclinado, mientras leía el periódico, no podía verle el rostro. Llegué hasta él y entonces levantó la vista para mirarme.
-Soy Quique –me dijo Enrique, a punto de partirse la caja.
-Joder, chico, cuánto hace que no te veía tan guapo!

¡Para que luego digan que la tecnología deshumaniza! Enrique y yo, por llevar la contraria, gracias al chat del ordenador volvemos a estar enamorados.

Texto:Manuela Vicente Fdez ©
Tema: Cita a ciegas



jueves, 31 de mayo de 2018

Olor a casa


Resultado de imagen de imagenes de mujer con antifaz
Fuente de la imagen: Pinterest

Después de horas de terapia con los mejores especialistas sin que ninguno de ellos lograse revertir el naufragio de nuestra relación, el último coach de la prestigiosa lista con la que contábamos Guillermo y yo, nos propuso un ejercicio a "todo o nada". Según sus palabras, solo un salto al vacío con los ojos vendados, podría revelarnos si nuestro futuro era estar juntos o, por el contrario, debíamos aceptar la separación y comenzar a pasar página.
A las doce de la noche, según lo convenido, subí al coche con los ojos vendados. Me había vestido con ropa nueva y había comprado un perfume carísimo cuyas notas distaban mucho de la colonia que usaba a diario. Llevaba la cara cubierta de una fina malla de red para evitar ser identificada por el tacto. Nuestro coach nos había expuesto con claridad el escenario al que nos enfrentábamos. Por mi parte, sabía que me esperaban varios hombres en la habitación y que solo uno de ellos era mi compañero de sesiones. También había mujeres. Una fila enfrente de otra. Y nosotros dos, eligiendo.
El primer hombre era muy joven. Maldije en silencio al psicoterapeuta, al comprobar el tono de su musculatura. Pobre Guille, menos mal que mi compañero no podía verlo ni palparlo. Lo deseché de inmediato. No quería pasar por una superflua. No era la flacidez de Guillermo lo que nos había llevado al psicoanálisis.
Al segundo le sobraba bastante volumen. Calvo y bajito. Por favor, cuánto estereotipo. ¿Es que este coach solo barajaba los extremos? al lado de este hombre, Guille era Marlon Brando de joven, aún sin la Harley.
El tercer hombre era una incógnita. Ni alto ni bajo. Ni gordo ni flaco. Ni flácido ni musculado. No podía tocar su rostro, protegido con una red frente a posibles eventualidades de roce. Procedí a oler su piel. Sin su voz, solo quedaba el tacto y el olor. Olía tremendamente a tabaco. A Ducados negro, para ser exacto. Hay que ver lo torpe que llegaba a ser este coach eligiendo candidatos.
El cuarto hombre tenía unas proporciones perfectas. ¡Madre mía, qué tacto! Cada centímetro de su piel me parecía deseable. Sin estar musculado, y pese a una incipiente barriguita, este hombre despedía olor a casa. Supe que era Guille antes de que él me eligiese a mí también, aunque ambos fingimos no reconocernos. Desde entonces, él y yo no hemos vuelto a tener ningún problema, salvo que los encuentros han de ser en casa del psicoterapeuta y, eso sí, siempre con los ojos vendados.

Texto: Manuela Vicente Fdez ©

viernes, 25 de mayo de 2018

EL COLEGIO: LA GLORIA EN LAS FLORES


¿Quién no guarda en su memoria días maravillosos o días terribles de su época escolar?,  profesores, compañeros, ilusiones, temores… Aquel primer maestro, alto y delgado, de cuidado bigote, que nos hacía rezar el Avemaría al comenzar la clase y la terminaba con una palmada exclamando contundente: "¡Recoged!". Aquellos altares de mayo que montábamos en la pequeña antesala, apilando pupitres cubiertos con sábanas blancas y situando en el centro una virgencita de madera, rodeada de gran profusión de flores de dudosa procedencia y ante  quien cantábamos "Venid y vamos todos…"
El tiempo parecía estancado: "Cuando esté en segundo, y en tercero…"  pero ¡qué pronto transcurrió la niñez, la adolescencia, ahora solo son recuerdos! Aquel profesor de griego de ojos verdes que se parecía a Omar Sharif, nos llamaba "señoritas" y de usted, amor platónico de todas, ahora será un venerable anciano, si la muerte aún ha querido respetarlo. ¡Qué juerga la clase de hogar! Pobre profesora, suplicando silencio hasta desgañitarse y nosotras tratando de pergeñar con torpes puntadas, entre risas y parloteo, el  regalo del día de la madre.
¡Primer amor juvenil, rubio de ojos azules! ¡Qué ilusión cruzarnos por el patio en el recreo! y si por azar coincidían nuestras miradas, ¡Oh emoción indescriptible! Ahora será un hombre maduro, padre de familia, quizás calvo y barrigudo. Todo pasó. El ayer no regresa, pero como dice Natalie Wood: "Aunque nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba, de la gloria en las flores, no hay que afligirse, porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo".

© M.J. Triguero Miranda 2018. Fotos subidas de Internet.








El tiempo no miente

UN TEMA, VARIAS HISTORIAS: EL SECRETO.

TÍTULO: El tiempo no miente.

El tiempo se cruzó en mi camino, llevaba los  brazos entrelazados a la espalda y un paso marcado.
-¡Secretos!- dijo parándose frente a mi cara, para luego desaparecer.
De pronto, me vi rodeada de máscaras tiradas por el suelo frente a un grupo de personas desconocidas con las que había compartido toda una vida.

©Orgav
Todos los derechos reservados sobre el texto.
Imagen usada de Internet perteneciente a: The Closet Club.

miércoles, 23 de mayo de 2018

LA PULSERA

Robé el billete de veinte euros de la cesta cuando el padre Ángel no miraba. Lo necesitaba para comprarle una pulsera a Amanda mejor que la que le había comprado Guille. Faltaba un día para su cumpleaños y llevaba un mes rogando que un billete de veinte euros estuviese al alcance de mi mano...
MVF©

No hay texto alternativo automático disponible.

TENTACIONES




Le robé el novio a mi prima Berta. Fue ella quien me enseñó su foto, quién me contó que sus besos sabían a azúcar, quien me dijo que Paulo salía todos los domingos con su bici e iba hasta la antigua ermita. Allí le esperé, con la cadena de mi bici fuera de sitio y el corazón también.
MVF© 

La imagen puede contener: nube, cielo, exterior y naturaleza
Fuente de la imagen: idEC

Viajando con el presente

Un tema, varias historias. Tema 1: Trenes.

Viajando con el presente.

No siempre fue así. Hubo un tiempo en el que, ni montar en triciclo como los niños grandes, ni  ponerse los zapatos de papá o sus camisas,  le ayudaba a ser feliz. Tal era su frustración que creció con la necesidad de  alcanzar edades mayores, como si la felicidad fuese una cuestión  de edad.
Con el pasado del tiempo,  se dio cuenta que ya había que alcanzado, varias veces, aquellas edades añoradas y que, aun así, seguía sin ser feliz. Sentía que su vida había  ido a  varar  en un vagón que no iba a ninguna parte, y sintió  morir.
A pesar de estar aturdido por los acontecimientos, supo reflexionar:  comprendió que la felicidad no estaba en su futuro y que, por culpa de su obsesión, tampoco formaba parte de su pasado. Comprendió que había  pagado un billete  muy caro al no disfrutar ni del viaje ni del paisaje  y decidió que,  desde ese mismo instante, comenzaría a vivir en un continuo presente, anexo entre un pasado que ya fue y todo lo que estaba por venir, mientras viajaba  en el tren de su vida sin un destino fijo, sin edades...

©Orgav

Todos los derechos reservados sobre el texto.
Imagen usada de Internet.

Letargo

Un tema, varias historias. Tema 1: Trenes.

Letargo.

Seca. Seca de ideas, de palabras.
La inspiración  no me visita y  me aturde su ausencia. La siento a mi alrededor pero
no la encuentro y ya no nacen historias...

Él está allí, en la lejanía de un papel en blanco, montado en el tren de la inspiración, esperando un destino incierto.
Solo es un personaje más, sin materia alguna.

Me mira y exalta con sus manos la distancia que nos separa, me hace entender que se siente encerrado en aquel tren sin rumbo.
Siente miedo a morir asfixiado entre un cúmulo de  ideas interrupidas, inacabadas,  que apestan, que le aplastan...
Me mira y lanza súplicas, mientras golpea con fuerza un cristal imaginario que solo existe  entre las pocas partículas de realidad que hay entre su mundo y el mío.
Agotado, llora de rabia mientras musita su indignación. La impotencia le pesa y se deja caer entre los asientos del vagón.
Allí  está, tirado en un suelo que no existe, cada vez más lejos de tener una vida, de  tener un camino que seguir, de darle sentido a la levedad de su existencia...

-No puedo hacer nada por ti -le digo- estoy seca...

Y poco a poco veo como el tren se disipa en la lejanía... Sin destino definido.

©Orgav
Todos los derechos reservados sobre el texto.

Imagen extraída de Internet.

Momentos que se sienten

Escribiendo con los cinco sentidos: Sentido del oído.

Momentos que se sienten.

¡Resulta tan agradable  tomar café!   Pero café con café, de ese que se toma sin prisas,  sin programar.
Además del café, lo que me gusta es tomarlo contigo,  escuchando la voz de  tus palabras y nuestras risas.

Hoy, el sol nos ha acompañado. Ha venido con  un comportamiento tímido, pero se ha atrevido a acariciarnos con sus leves rayos.
Mientras, una suave brisa nos  ha alcanzado la melodía de una radio.
El cielo ha hecho su papel de fondo, regalándonos un ambiente de olor primaveral, con  pájaros  conversando.

La tarde decidió dejarse caer mientras caminábamos agarrados. Ha paseado junto a nosotros, con paso lento, como el susurro al arrastrar los zapatos.  Nos ha dejado disfrutar de cada instante en medio de un tú y yo con aromas  a  restos de café.

Hoy ha sido una tarde de esas que tanto me gustan. Una tarde llena de  historias y risas que me encantan escuchar y vivir, una de esas  en las que, pese a no poder ver,  puedo tocar y sentir la vida en todo su esplendor mientras guías mi camino. ¡Gracias!

©Orgav
Todos los derechos reservados sobre el texto.
Imagen cogida fñde Google.

sábado, 19 de mayo de 2018

Prejuicios escolares



Habiéndome criado siempre solitaria, con la única compañía de mi hermana y mis padres, disfrutando en todo momento del campo y del retozo de los animales, afronté, no sin cierta desgana mi iniciación escolar. Me recuerdo en el patio del colegio, dando vueltas por el mismo, observando con quien podía jugar. Ante mí se repetía el mismo patrón con ligeras variantes: Siempre había un líder que mandaba ante un grupo que se dejaba mandar. Yo valoraba mi libertad por encima de todo, por lo que prefería avanzar sola que someter mi voluntad y así, cuando llegaba la hora del recreo, me entretenía observando en mi paseo a los demás. Pero pronto comprendí que mi elección despertaba grandes recelos y, al volver la cabeza, pude ver que me seguían no pocos niños de aquellos que, solitarios como yo y desprovistos de líder, me veían como tal. Grande fue mi desilusión al ver imposibilitado mi deseo de avanzar sola y, con gran tristeza, a fin de evitar un mal mayor, fingí integrarme en algunos de los grupos más pequeños, formados casi siempre por un par de escolares entre los que yo era, por definición, la tercera en discordia, con lo cual todos teníamos garantizados, mal que bien, un mínimo de libertad.

No hay texto alternativo automático disponible.
Imagen sacada de la red.

Temáticas ejercicio 6

Un tema, Varias historias es el título de este ejercicio cuyo resumen agruparemos, para abreviar, en la cabecera del blog bajo el denominador de Temáticas, ejercicio 6. En él, bajo diferentes rondas con las consiguientes propuestas, abordamos temáticas variadas como:

-Trenes
- Zoo
-La duda
-El colegio
-Secretos
-Cita a ciegas

Promesas

Hay muchas formas de plantar esperanza. Incontables maneras de sellar una promesa. Viene a ser una cuestión de voluntad. De deseo. La vida late con su compás cotidiano. Subes al autobús. Comes. Parpadeas. Avanzas y, de pronto, ahí está:  en medio de ese cartel que ocupa toda la pared, titilando en la sonrisa de alguien que te saluda, en la canción que suena en ese momento  para ti. Es un lenguaje único y a la vez tan casero que solo tú lo entiendes. Alargas la mano, atravesando la barrera del tiempo, del espacio, de la materia y, por un instante, te parece encontrar la suya. Entonces lo sabes. Aunque las palabras no te alcancen para explicarlo. Sabes que no se ha ido. Que permanece siempre a tu lado.




Manuela Vicente Fernández ©

Resultado de imagen de fotos de buses y sueños

POLÍTICA DE PRIVACIDAD


¡Hola, amigos/as!

Soy Manoli VF, administradora del blog Nosotras, que escribimos.

Con la implantación de la RGPD (la nueva política de protección de datos que se implementará el 25 de Mayo), debos especificar a los seguidores de mi blog los datos que recopilo, cómo los utilizo y las medidas que voy a tomar para que se garanticen vuestros derechos de privacidad tal y como pide la nueva ley.

Antes que nada, debo deciros que este blog se corresponde con una plantilla gratuita de Blogger, por lo que el uso de datos de los visitantes y usuarios de la plataforma se especifican en la política de Google (si pincháis el enlace para mayor información, lo veréis).

¿Qué datos tengo de vosotros?
Salvo vuestros nombres y apellidos (o nick de usuario en su defecto) cuando dáis al botón de seguidores del blog y vuestro correo electrónico (sólo en el caso de que os suscribáis vía e-mail), no tengo acceso a más datos. Quien sí almacena los datos es Google a través de Blogger, por lo que os pondé al final de la entrada un copia-pega de su política de privacidad para que estéis al tanto.

¿Qué voy a hacer con ellos?
Absolutamente nada fraudulento.
Si os habéis suscrito por correo electrónico recibiréis un mensaje cada vez que publique nuevo contenido en mi blog para que podáis estar al tanto y nada más.

Mientras en Blogger habilitan de alguna manera un botón para que podáis clicar cediendo el consentimiento de vuestros datos, cerraré comentarios y suscripciones. En cuanto me sea posible, lo rehabilitaré para que podáis volver a hacerlo.



POLÍTICA DE PRIVACIDAD SEGÚN SAN GOOGLE
Existen muchas formas diferentes de utilizar nuestros servicios para buscar y compartir información, ponerte en contacto con otros usuarios o crear contenido nuevo. Cuando compartes información con nosotros, por ejemplo, al crear una cuenta de Google, podemos mejorar esos servicios para mostrarte anuncios y resultados de búsqueda más relevantes, ayudarte a conectar con personas o compartir contenido con otros usuarios de forma más fácil y rápida. Ya que eres usuario de nuestros servicios, queremos que entiendas cómo usamos la información y lo que puedes hacer para proteger tu privacidad.
La presente Política de privacidad describe:
·      Qué datos recogemos y los fines para los que llevamos a cabo su recogida
·      Cómo utilizamos esos datos
·      Las opciones que ofrecemos, incluyendo cómo acceder a los datos y actualizarlos.
Aunque hemos intentado proporcionar una descripción lo más sencilla posible, si no estás familiarizado con términos clave tales como «cookies», «dirección IP», «contadores de visitas» y «navegador», consulta esta página para informarte de su significado antes de continuar. Tu privacidad es importante para Google, por lo que con independencia de que seas un usuario nuevo o un usuario avanzado, te recomendamos que leas nuestra política y te pongas en contacto con nosotros si tienes cualquier duda.

Datos recogidos por Google

Recopilamos información para ofrecer mejores servicios a todos nuestros usuarios: desde determinar información básica, como el idioma que hablas, hasta datos más complejos, como los anuncios que te resultarán más útileslas personas que más te interesan online o los vídeos de YouTube que pueden gustarte.
Recogemos información de las siguientes formas:
·      Información que nos proporcionas. Por ejemplo, muchos de nuestros servicios requieren que te registres para obtener una cuenta de Google. En ese caso, te pediremos información personal, como tu nombre, tu dirección de correo electrónico, tu número de teléfono o tu tarjeta de créditoque almacenaremos con tu cuenta. Si quieres aprovechar al máximo las funciones para compartir que ofrecemos, también podemos pedirte que crees un perfil de Google visible públicamente que puede incluir tu nombre y tu foto.
·      Información que obtenemos del uso que haces de nuestros servicios. Recogemos informaciónsobre los servicios que utilizas y la forma en la que los usas (por ejemplo, cuando ves un vídeo en YouTube, visitas un sitio web que utiliza nuestros servicios de publicidad o ves nuestros anuncios y nuestro contenido e interactúas con ellos. Entre la información obtenida de esta forma, se incluyen los siguientes datos:
Recopilamos información específica del dispositivo (como tu modelo de hardware, la versión de tu sistema operativo, identificadores de dispositivo únicos e información de la red móvil, incluido el número de teléfono). Google podrá asociar los identificadores de tu dispositivo o tu número de teléfono a tu cuenta de Google.
·      Datos de registro
Cada vez que utilizas nuestros servicios o consultas nuestro contenido, obtenemos y almacenamos determinada información en los registros del servidor de forma automática. Estos datos incluyen:
·      información detallada sobre cómo utilizas nuestro servicio (por ejemplo, tus consultas de búsqueda),
·      datos telefónicos como, por ejemplo, tu número de teléfono, el número de la persona que realiza la llamada, los números de desvío, la hora y fecha de las llamadas, la duración de las llamadas, información sobre el enrutamiento de mensajes SMS y tipos de llamadas,
·      la dirección IP,
·      información relativa a tu dispositivo como, por ejemplo, fallos, actividad del sistema, ajustes del hardware, tipo de navegador, idioma del navegador, fecha y hora de tu solicitud y URL de referencia,
·      cookies, que permitirán identificar tu navegador o tu cuenta de Google.
·      Datos sobre tu ubicación física
Cuando utilizas los servicios de Google, podemos recopilar y procesar información sobre tu ubicación real. Empleamos diferentes tecnologías para determinar la ubicación, como la identificación de la dirección IP, el sistema GPS y el uso de otros sensores que pueden proporcionar a Google, por ejemplo, información sobre dispositivos cercanos, puntos de acceso Wi-Fi y antenas de telefonía móvil.
·      Números exclusivos de aplicación
Algunos servicios incluyen un número exclusivo de aplicación. Este número y la información sobre la instalación (por ejemplo, el tipo de sistema operativo o el número de versión de la aplicación) se pueden enviar a Google al instalar o desinstalar este servicio o cuando el servicio establece contacto con los servidores de forma periódica para, por ejemplo, buscar actualizaciones automáticas.
·      Almacenamiento local
Podemos recopilar y almacenar información (incluida información personal) de forma local en tu dispositivo utilizando mecanismos como, por ejemplo, el almacenamiento web del navegador (incluido HTML 5) y las memorias caché de datos de aplicaciones.
·      Cookies y tecnologías similares
Tanto Google como nuestros partners utilizamos diferentes tecnologías para recoger y almacenar información cuando accedes a un servicio de Google, incluido el uso de cookies o tecnologías similares para identificar tu navegador o tu dispositivo. También utilizamos estas tecnologías para recoger y almacenar información cuando interactúas con servicios que ofrecemos a nuestros partners como, por ejemplo, servicios publicitarios o funciones de Google que pueden aparecer en otros sitios. Nuestro producto Google Analytics permite a las empresas y a los propietarios de sitios analizar el tráfico a sus sitios web y aplicaciones. Si se utiliza junto con nuestros servicios de publicidad, como los que utilizan la cookie de DoubleClick, el cliente de Google Analytics o Google vinculan la información de Google Analytics, mediante la tecnología de Google, con la información sobre las visitas a diferentes sitios.
La información que recogemos cuando inicias sesión en Google, además de los datos que obtenemos sobre ti a través de nuestros partners, se puede asociar a tu cuenta de Google. Cuando la información se asocia a tu cuenta de Google, la tratamos como información personal. Para obtener más información sobre cómo puedes administrar o eliminar los datos asociados a tu cuenta de Google, además de acceder a ellos, consulta la sección Transparencia y elección de esta política.

Cómo utilizamos los datos recogidos

Utilizamos la información que recogemos de todos nuestros servicios para proporcionarlosmantenerlosprotegerlos y mejorarlos, para desarrollar otros nuevos y para proteger a Google y a nuestros usuarios. También utilizamos estos datos para ofrecerte contenido personalizado como, por ejemplo, resultados de búsqueda y anuncios más relevantes.
Podremos usar el nombre que proporciones para tu perfil de Google en todos aquellos servicios para cuya utilización sea necesario disponer de una cuenta de Google. Asimismo, podremos sustituir los nombres que hayas asociado con anterioridad a tu cuenta de Google de modo que se te identifique de forma coherente en todos nuestros servicios. Si otros usuarios ya tienen tu dirección de correo electrónico o los datos que sirvan para identificarte, podremos mostrarles los datos de tu perfil público de Google, como, por ejemplo, tu nombre y fotografía.
Si tienes una cuenta de Google, podemos mostrar tu nombre de perfil, la foto del perfil y las acciones que realices en Google o en aplicaciones de terceros conectadas a tu cuenta de Google (como hacer +1, escribir reseñas y publicar comentarios) en nuestros servicios, incluida la aparición en anuncios y en otros contextos comerciales. Respetaremos las opciones que elijas para limitar lo que quieras compartir o la configuración de visibilidad en tu cuenta de Google.
Cuando te pones en contacto con Google, guardamos un registro de tu comunicación para poder resolver más fácilmente cualquier incidencia que se haya producido. Podremos utilizar tu dirección de correo electrónico para enviarte información acerca de nuestros servicios, incluyendo información sobre próximos cambios o mejoras.
Utilizamos la información que recogemos de cookies y otras tecnologías, como las etiquetas de píxeles, para mejorar tu experiencia de usuario y la calidad general de nuestros servicios. Uno de los productos que utilizamos para llevar a cabo esta actividad con nuestros propios servicios es Google Analytics. Por ejemplo, al guardar tus preferencias de idioma, podremos mostrar nuestros servicios en el idioma que prefieras. Al mostrarte anuncios personalizados, no asociaremos identificadores de cookies ni de ninguna tecnología similar a categorías sensibles de datos como, por ejemplo, las que hacen referencia a la raza, a la religión, a la orientación sexual o a la salud.
Nuestros sistemas automatizados analizan tu contenido (incluidos los correos electrónicos) para ofrecerte funciones de productos que sean relevantes para ti, como resultados de búsqueda y anuncios personalizados, así como detección de software malicioso y spam.
Te pediremos tu consentimiento antes de utilizar tus datos para cualquier fin distinto de los establecidos en la presente Política de privacidad.
Google lleva a cabo el tratamiento de los datos personales en sus servidores, que están ubicados en distintos países del mundo. Podremos llevar a cabo el tratamiento de tus datos personales en un servidor que no esté ubicado en tu país de residencia.

Transparencia y elección

A los usuarios les preocupan diferentes aspectos de su privacidad. Nuestro objetivo es informarte claramente acerca de los datos que recogemos, de modo que puedas tomar decisiones adecuadas en lo que respecta a su utilización. Por ejemplo, podrás:
·      revisar y actualizar los controles de tu actividad en Google para decidir los tipos de datos (como los vídeos que has visto en YouTube o las búsquedas que has realizado) que quieres que se guarden en tu cuenta al utilizar los servicios de Google. Estos controles también te permiten controlar la actividad que quieres que se almacene en una cookie o en una tecnología similar de tu dispositivo cuando utilices nuestros servicios sin haber iniciado sesión en tu cuenta,
·      usar el panel de control de Google para consultar y controlar determinadas categorías de datos vinculadas a tu cuenta de Google,
·      ver y cambiar tus preferencias sobre los anuncios de Google que se muestran en Google y en la Web, como las categorías que podrían interesarte, con Configuración de anuncios. También puedes acceder a la página para inhabilitar determinados servicios de publicidad de Google.
·      modificar cómo se muestra a otros usuarios el perfil asociado a tu cuenta de Google,
·      controlar con quién compartes información a través de tu cuenta de Google,
·      obtener información asociada a tu cuenta de Google de muchos de nuestros servicios.
·      decidir si quieres que el nombre y la foto de tu perfil se muestren en las recomendaciones compartidas que aparecen en los anuncios.
También puedes configurar tu navegador para que bloquee todas las cookies, incluidas las cookies asociadas a nuestros servicios, o para saber cuándo establece Google una cookie. Sin embargo, debes tener en cuenta que muchos de nuestros servicios pueden no funcionar correctamente si las cookies no están habilitadas. Por ejemplo, es posible que no recordemos las preferencias de idioma.

Datos compartidos por ti

Muchos de nuestros servicios te permiten compartir información con otros usuarios. Recuerda que, cuando compartes información públicamente, esta puede ser indexada por motores de búsqueda, incluido Google. Nuestros servicios te proporcionan diferentes opciones sobre cómo compartir y eliminar tu contenido.

Cómo acceder a tus datos personales y actualizarlos

Siempre que utilizas nuestros servicios, nuestro objetivo consiste en proporcionarte acceso a tu información personal. Si esa información no es correcta, nos esforzamos para proporcionarte formas de eliminarla o actualizarla rápidamente, a menos que tengamos que mantener esa información por motivos legales o empresariales legítimos.
Al prestar nuestros servicios, protegeremos tus datos procurando que no puedan ser eliminados de forma accidental o intencionada. Por este motivo, aunque elimines tus datos de nuestros servicios, es posible que no destruyamos de inmediato las copias residuales almacenadas en nuestros servidores activos ni los datos almacenados en nuestros sistemas de seguridad.

Qué datos personales compartimos

No compartimos información personal con empresas, organizaciones ni particulares que no tengan relación con Google, a menos que se dé alguna de las siguientes circunstancias:
·      Consentimiento
Compartiremos tus datos personales con empresas, organizaciones o personas físicas ajenas a Google cuando nos hayas dado tu consentimiento para hacerlo. Tu consentimiento será necesario para compartir datos personales especialmente protegidos.
·      Administradores de dominio
Si tu cuenta de Google es gestionada por un administrador del dominio (por ejemplo, en el caso de los usuarios de G Suite), dicho administrador de tu dominio y los terceros que presten asistencia a los usuarios de tu organización tendrán acceso a los datos de tu cuenta de Google (incluyendo tu dirección de correo electrónico y otros datos). El administrador de tu dominio podrá:
·      visualizar datos estadísticos acerca de tu cuenta como, por ejemplo, en relación con las aplicaciones que has instalado,
·      cambiar la contraseña de tu cuenta,
·      suspender o cancelar el acceso a tu cuenta,
·      acceder a datos almacenados en relación con tu cuenta o conservar dichos datos,
·      obtener información de tu cuenta para cumplir cualquier requisito previsto en la legislación o normativa aplicables o para atender cualquier requerimiento de un órgano administrativo o judicial,
·      limitar tu capacidad para eliminar o editar los datos o los ajustes de privacidad.
Consulta la política de privacidad del administrador de tu dominio para obtener información más detallada.
·      Tratamiento externo
Proporcionamos información personal a nuestros afiliados o a otras personas o empresas de confianza para que lleven a cabo su procesamiento por parte de Google, siguiendo nuestras instrucciones y de conformidad con nuestra Política de privacidad, y adoptando otras medidas de seguridad y confidencialidad adecuadas.
·      Motivos legales
Compartiremos tus datos personales con empresas, organizaciones o personas físicas ajenas a Google si consideramos de buena fe que existe una necesidad razonable de acceder a dichos datos o utilizarlos, conservarlos o revelarlos para:
·      cumplir con cualquier legislación o normativa aplicables, o atender requerimientos legales o solicitudes gubernamentales,
·      cumplir lo previsto en las Condiciones de servicio vigentes, incluida la investigación de posibles infracciones,
·      detectar o impedir cualquier fraude o incidencia técnica o de seguridad o hacerles frente de otro modo,
·      proteger los derechos, los bienes o la seguridad de Google, de nuestros usuarios o del público en general en la medida exigida o permitida por la legislación aplicable.
Podemos compartir información de carácter no personal de forma pública y con nuestros partners, entre los que se incluyen editores, anunciantes y sitios web relacionados. Por ejemplo, podemos compartir información públicamente para mostrar tendencias sobre el uso general de nuestros servicios.
Si Google participa en una fusión, adquisición o venta de activos, nos aseguraremos de mantener la confidencialidad de los datos personales e informaremos a los usuarios afectados antes de que sus datos personales sean transferidos o pasen a estar sujetos a una política de privacidad diferente.

Seguridad de los datos

Nos esforzamos por proteger a Google y a nuestros usuarios frente a cualquier modificación, divulgación o destrucción no autorizada de los datos que conservamos o frente al acceso no autorizado a los mismos. En particular:
·      Encriptamos muchos de nuestros servicios mediante el protocolo SSL.
·      Ofrecemos la posibilidad de configurar la verificación en dos pasos para acceder a las cuentas de Google, así como una función de navegación segura en Google Chrome.
·      Revisamos nuestra política en materia de recogida, almacenamiento y tratamiento de datos, incluyendo las medidas de seguridad físicas, para impedir el acceso no autorizado a nuestros sistemas.
·      Limitamos el acceso de los contratistas, los agentes y los empleados de Google a la información personal que deben procesar para Google y nos aseguramos de que cumplan las estrictas obligaciones de confidencialidad contractuales y de que estén sujetos a las condiciones disciplinarias pertinentes o al despido si no cumplen dichas obligaciones.

Cuándo se aplica esta Política de privacidad

Nuestra Política de privacidad se aplica a todos los servicios ofrecidos por Google LLC y sus filiales, incluidos YouTube, los servicios que Google proporciona en dispositivos Android y los servicios ofrecidos en otros sitios web (como, por ejemplo, nuestros servicios publicitarios), pero excluye aquellos servicios que están sujetos a políticas de privacidad independientes que no incorporan la presente Política de privacidad.
Nuestra Política de privacidad no se aplica a los servicios suministrados por otras empresas o personas físicas, incluyendo los productos o sitios que puedan mostrarse en los resultados de búsqueda y los sitios que puedan incluir servicios de Google o a los que se acceda desde dichos servicios. Nuestra Política de privacidad no regula las actividades de tratamiento de datos de otras empresas y organizaciones que anuncien nuestros servicios y puedan emplear cookies, contadores de visitas y otras tecnologías para publicar y ofrecer anuncios relevantes.

Cumplimiento y colaboración con las autoridades

En Google verificamos el cumplimiento de nuestra política de privacidad de forma regular. También cumplimos varios marcos de autorregulación, incluidos EU-US Privacy Shield Framework y Swiss-US Privacy Shield Framework. Cuando recibimos reclamaciones formales por escrito, nos ponemos en contacto con la persona que ha realizado la reclamación para llevar a cabo un seguimiento. Asimismo, trabajamos con las autoridades reguladoras competentes, incluidas autoridades locales de protección de datos, para resolver cualquier reclamación relacionada con la transferencia de datos de carácter personal que no hayamos podido solucionar directamente con los usuarios.

Modificaciones

Nuestra Política de privacidad se podrá modificar en cualquier momento. No limitaremos los derechos que te corresponden con arreglo a la presente Política de privacidad sin tu expreso consentimiento. Publicaremos todas las modificaciones de la presente Política de privacidad en esta página y, si son significativas, efectuaremos una notificación más destacada (por ejemplo, te enviaremos una notificación por correo electrónico si la modificación afecta a determinados servicios). Además, archivaremos las versiones anteriores de la presente Política de privacidad para que puedas consultarlas.

Políticas relacionadas con productos específicos

La siguiente información describe las políticas de privacidad específicamente relacionadas con determinados productos y servicios de Google que puedes utilizar.
·      Chrome y Chrome OS
·      Google Play Libros
·      Payments
·      Fiber
·      Project Fi
·      G Suite for Education
·      YouTube Kids
Para obtener más información sobre algunos de nuestros servicios más populares, puedes consultar la Guía sobre privacidad en los productos de Google.

Otro material útil relacionado con la seguridad y la privacidad

Para encontrar más material útil relacionado con la privacidad y la seguridad, puedes consultar las páginas de políticas y principios de Google, incluidos los siguientes recursos:
·      Información sobre nuestras tecnologías y principios, que incluye, entre otras cosas, más información sobre lo siguiente:
·      las tecnologías que utilizamos para la publicidad,
·      Una página en la que se explican los datos que se comparten con Google cuando accedes a sitios web que utilizan nuestra publicidad, analíticas y productos sociales.
·      La herramienta Comprobación de privacidad, que te permite consultar fácilmente tu configuración de privacidad básica
·      El Centro de seguridad de Google, en el que se proporciona información sobre cómo mantenerse seguro y protegido online.