lunes, 25 de marzo de 2019

Dos poemas de Carmen Cano


I

Donde nacen las palabras
que el amor ilumina,
donde la luz arrebata
y fecunda estrellas en el alma.
Allí, en el revuelto lecho. Allí,
al caer la tarde, tierra y cielo,
tú y yo. Y la dulce herida
de los astros en pleno vuelo.


Carmen Cano


🎨 Egon Schiele



II

Vuela la mano, nace el sonido
vibrante de la música. 
Clara es su melodía,
              purísimos acordes bajo el cielo
 de la tarde luminosa.
          Después, silencio. Tal vez el   silencio 
        nos contiene en su sombra profunda. 

         
 Carmen Cano



La imagen puede contener: 1 persona
🎨 François Frassinier