jueves, 13 de abril de 2017

La voluntad de Carol


La imagen puede contener: una o varias personas, calzado, árbol y exterior
La niña sin miedo de Kristen Visbal, frente a El toro de Wall Street
de Arturo Di Modica (Fotografía de Federica Valabrega)

Algo había en la mirada de Carol que hacía amilanar hasta al más fiero animal. Cuando la niña se plantaba no había fuerza en el mundo capaz de moverla. Ni sus padres ni ningún miembro de la familia entendía de dónde había sacado semejante coraje. Que era una niña que sabía lo que quería y de un espíritu indomable era vox populi en el vecindario, pero que además era más valiente que el miedo, solo alcanzaron a saberlo aquel primer domingo de junio, cuando uno de los toros se escapó de la plaza de Ronda y sembró el pánico en las calles de la ciudad. En cuanto la policía ordenó desalojar la zona, Carol se escurrió de la mano de su padre y se plantó delante del toro, erguida y desafiante, con toda la fuerza del universo concentrada en sus ojos retando al animal. Entonces, todos los que allí estaban pudieron asistir al prodigio de ver al astado retroceder ante la niña y, contra todo pronóstico, arrodillarse ante la magnitud de su voluntad.


                                                                                                      Manoli VF©

Esculpiendo letras


Con este nombre iniciamos un nuevo ejercicio, en el que subiremos textos basados en esculturas de diferentes artistas.

Fotografía número1: Nos muestra, en esta ocasión, dos esculturas:

La niña sin miedo de Kristen Visbal y El toro de Wall Street de Arturo Di Modica, la foto está realizada por la fotógrafa Federica Valabrega. Ambas esculturas son un icono, y la idea de enfrentarlas partió de la firma State Street como parte de su campaña de llamamiento a las empresas con motivo del día internacional de la mujer, para incentivar la contratación e igualdad femenina.


http://economia.elpais.com/economia/2017/03/08/actualidad/1488994904_101733.html?id_externo_rsoc=FB_CC


La imagen puede contener: una o varias personas, calzado, árbol y exterior
La niña sin miedo de Kristen Visbal, frente a El toro de Wall Street de Arturo Di Modica
(Fotografía de Federica Valabrega)

miércoles, 5 de abril de 2017

La espera





   Desde hacía un año, el destino de Nicola era esperar y aquella tarde no iba a ser una excepción. Él la había llamado a la hora de comer y se había citado con ella a las cuatro. Solo podía verla unos minutos, dijo, antes de reunirse con un cliente. Pero pasaban las cinco y aún no había llegado. Como siempre, la espera vino acompañada de pensamientos angustiosos que la atormentaban sin piedad. ¿Y si no venía? ¿Y si la abandonaba? Sus amigas le decían que tenía que ser valiente, tomar la iniciativa y dejarlo. Pero ella no podía concebir el mañana sin él.

   Lo conoció en la oficina donde trabajó el verano anterior para ganar unos euros que le permitieran pagarse un viaje a Londres. Al principio le hacían sentirse incómoda sus sonrisas insinuantes, los elogios cada vez menos sutiles sobre su vestimenta. Pero, con el tiempo, le acabaron gustando las pícaras bromas de aquel señor de la edad de su padre aunque mucho más atractivo. Cuando al fin aceptó su invitación a comer, ya se había enamorado y todo lo demás, como que tuviera esposa e hijos, dejó de tener importancia.

   Nicola vivía desde entonces en una espera constante. Debía aguardar que la llamase, resistir la tentación de descolgar el teléfono, para que nadie adivinase lo que había entre ellos. Así pasaba días, semanas, devorada por la angustia antes de poder oír su voz a través del auricular. Mientras tanto, se consumía su juventud, su alegría. Le costaba reconocerse en la joven nerviosa en que se había convertido; acuciada siempre por el temor a ser abandonada, a que la otra le ganase la partida.

  Aquella tarde la espera alargaba los minutos tornándolos en eternidad mientras la sospecha del abandono iba adueñándose de ella.

  De pronto, lo vio llegar con paso despistado por la00 alameda. Sus temores se desvanecieron en el aire y una sonrisa llenó de luz su rostro.

© Ana Madrigal Muñoz
Todos los derechos Reservados

UNA IMAGEN, VARIAS HISTORIAS- Descripción del ejercicio 1


Una Imagen varias Historias, es el título que hemos dado a este primer ejercicio que consiste en escribir textos (minificciones) basados en obras famosas de pintores, antiguos y contemporáneos de tema realista, con influencia impresionista o barroca en su mayoría. El denominador común reside en que todas ellas reflejan figuras de mujeres, de cualquier edad o/y condición. Los cuadros y pintores en los que nos hemos inspirado para escribir son:

Edward Hopper (Nyack, 1882)

Pintor estadounidense célebre por sus retratos de la soledad de la vida de clase media estadounidense contemporánea, de estilo realista y perteneciente a la escuela Ashcam que acabaría desembocando en el expresionismo abstracto. Nadie cómo él para pintar la inmovilidad a través del detalle.
https://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Hopper


Cuadros:La Autómata (Imagen 1) Habitación de hotel (Imagen 9)


La autómata (E.Hopper)
Habitación de hotel (E. Hopper)


Liu Yaming (Nei Jiang, provincia de Si Chuan, 1962)

Es un artista profesional con su estudio en Shang Wan, Beijing. Sin duda, uno de los mejores pintores chinos actuales, de estilo expresionista, que ha sido bautizado como "realismo de seda". La obra utilizada como inspiración en la imagen 2 pertenece a su álbum Cuaderno de retazos.
http://trianarts.com/pintores-chinos-el-realismo-de-seda-de-liu-yuanshou/#sthash.4yKKZ5Lc.dpbs

Del Álbum: Cuaderno de retazos (Liu Yaming)



Peter Paul Rubens ( 1577Amberes, Flandes)

Pedro Pablo Rubens, en español, fue un pintor barroco de la escuela flamenca que vivió en la denominada edad de oro. Famoso por el dinamismo y color de sus pinturas, fue también el pintor favorito del rey Felipe IV, para el que pintó numerosas escenas de la vida de palacio. La imagen 3 del ejercicio corresponde a Escena de noche
    https://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Pablo_Rubens


Escena de noche (Peter Paul Rubens)


Joaquín Sorolla (Valencia 1863)

Joaquín Sorolla y Bastida fue un pintor español. Artista prolífico, dejó más de 2200 obras catalogadas. Su obra madura ha sido etiquetada como impresionista, postimpresionista y luminista. Influido notablemente por el impresionismo y por pintores de la talla de Van Gogh y Manet su pintura es un punto de referencia en el arte de los pintores actuales. Los cuadros en que nos hemos basado  en las imágenes 4 y 5 son dos de sus obras más conocidas: ¡Otra Margarita! de clara temática de denuncia social y Paseo a orillas del mar.
https://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Pablo_Rubens

¡Otra Margarita! (Joaquín Sorolla)

Paseo a orillas del mar (Joaquín Sorolla)


Richard Johnson

Artista contemporáneo nacido en Chicago, que destaca muy pronto en el campo del arte y consigue una beca en la academia americana del arte. Destaca por la luminosidad y calidad lirica de su obra. El cuadro en el que nos hemos basado en la imagen 6 es el que lleva por nombre Morning in Venice.
http://www.taringa.net/posts/arte/15298057/Richard-S-Johnson-Momentos-compartidos-Pintor.html



Morning in Venice (Richard Johnson)


Johannes Vermeer

Johannes Vermeer van Delft, llamado por sus contemporáneos Joannis ver Meer o Joannis van der Meer e incluso Jan ver Meer, es uno de los pintores neerlandeses más reconocidos del arte Barroco. Vivió durante la llamada Edad de Oro. Su cuadro La joven de la perla, es uno de los más famosos que ha sido versionado en cine y novela. Junto al cuadro nos hemos inspirado para la imagen 7 también en una reinterpretación de esta obra, aportada por una de nuestras colaboradoras, María Manrique, cuya hija, Emma, ha posado como modelo.
https://es.wikipedia.org/wiki/Johannes_Vermeer



La joven de la Perla (Johannes Vermeer)

Reinterpretación por Francisco Arteaga:
modelo Emma Fernández Manrique



Gustave Caillebotte (1848, París, Francia)

Gustave Caillebotte, fue un pintor francés, coleccionista, mecenas y organizador de exposiciones. Perteneciente al movimiento impresionista, ejerció una notable influencia en esta corriente y son célebres sus pinturas, así como la técnica del puntillismo retratando escenas parisienses. Para la imagen número 8 nos hemos inspirado en el inspirador cuadro Mujer en el tocador.
https://es.wikipedia.org/wiki/Gustave_Caillebotte

Mujer en el tocador (Gustave Caillebotte)



Truls Espedal

Artista noruego contemporáneo, cuya pintura realista no está exenta de surrealismo, ya que gira en torno a la figura humana en su dimensión más onírica.

Truls Espedal nos deja lienzos llenos de combativas expresiones corporales, rostros ocultos a través de los que saca a la luz la parte instintiva del humano, perdida ya la expresión facial.
El humano como un animal más, poses volátiles, aves que comunican, que interactúan con aquél, perfecta simbiosis entre animal y humano, instinto y espíritu, naturaleza compuesta.



Robin (Truls Espedal)




Mijaíl e Inessa Garmash:

Matrimonio de pintores contemporáneos de origen ucraniano, ambos de tendencia impresionista (Inessa de impresionismo romántico) que pintan conjuntamente muchas de sus obras. Tienen una hija llamada Polina, que posa muchas veces como modelo. Su obra está notablemente influenciada por Joaquín Sorolla, y el juego con elementos como la  luz juegan en ella un papel primordial. Esta vez para la imagen número 11 nos hemos basado en un retrato que lleva por nombre: Con cámara y sin cámara.
http://boverijuancarlospintores.blogspot.com.es/2011/03/garmash.html


Con cámara y sin cámara
(Michael e Inessa Garmash)



Ejercicio 1: Una imagen, varias historias. Descripción y reseñas por Manoli VF.

martes, 4 de abril de 2017

Mañana...


Con cámara y sin cámara (Michael e Inessa Garmash)


Ella no lo llamaría bailar. Observa con desgana, casi con desdén, los pasos de sus alumnos. Qué cansado es ceñirse a estos bailes, contemplar, como quien ve llover desde la ventana esperando a que escampe, los torpes movimientos. Ella se siente grácil, ligera como una bailarina del viento. Le gustaría sacudirlos, insuflarles el aliento de la danza libre, en toda su plenitud, pero en la asociación no hay cabida para estas cosas. “Pídeles que bailen lo de siempre. Es lo único que quieren” fueron las palabras de su madre. Así que está ahí, viendo como sus pies se mueven. Bien. Mañana será otro día, piensa. Mañana intentará convencer de nuevo a la directora para que le permita crear su propio grupo de baile. Entonces bailarán al ritmo de los sonidos de la madre naturaleza, entre cascadas de agua y trinar de pájaros, entre olas de mar y repique de metal en los cristales, crujir de madera y hojas secas, roce de cuerpos oliendo a bosque, alas de libertad sobre el beso del viento. Mañana...

                                                                                                                                                                                   © Manoli VF