sábado, 21 de enero de 2017

Esperando un nuevo tren

Pintura: La autómata, (Edward Hopper)

El mundo está negro a mi alrededor. La taza de tila que calienta mis manos no consigue calmarme; él se ha ido, se ha ido dejando su taza en la barra, mientras en el aire quedaba suspendida su última frase:"Embarazada no te quiero"; mi mano enguantada tiembla,la otra también, en un momento me he convertido en una autómata que busca en el fondo de la taza una respuesta. El tren en el que llegué ya se fué... pero otro llegará y, sin deshacer la maleta, subiré a el y lloraré todo el camino hasta la primera ciudad desconocida que me sonría.